Menu

Cosas del Levítico

La arremetida del fundamentalismo religioso es interesante. Hay que ver, nomás. La prédica religiosa que se vale de la biblia – que como libro escrito a cien manos y con distancias de miles de años, está lleno de contradicciones – tiene pasto para todos los pastores y todas las ovejas.

El texto que más citan los susodichos pastores – algunos multimillonarios como el cubano Gonzales Cruz, es Levítico 18:22 que dice: “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.” Y parece que eso es concluyente.

Pero el Levítico dice muchas cosas, si uno lee con detenimiento y es bastante directo. Me pregunto si los pastores de marras predicarán con el Levítico cuando dice en 20:18 que “Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa (…) ambos serán cortados de entre su pueblo”, o sea que habría que darle corvina a varios por allí, quizá incluyendo a algunos pastores.

También en el Levítico hay esto, en 21:17 a 21 dice “(…) Ninguno de tus descendientes por sus generaciones, que tenga algún defecto, se acercará para ofrecer el pan de su Dios. Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego, o cojo, o mutilado, o sobrado, o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano, o jorobado, o enano, o que tenga nube en el ojo, o que tenga sarna, o empeine, o testículo magullado.” Y para más contundencia en 22:22 dice “Ciego, perniquebrado, mutilado, verrugoso, sarnoso o roñoso, no ofreceréis éstos a Yahvé, ni de ellos pondréis ofrenda encendida sobre el altar de Yahvé.”

¡Qué si te caíste camino a la marcha de la movida de Con mis hijos no te metas, mejor regresa porque sigues en la lista! Como no dice “dejad que los cojos vengan a mí”, vuélvete que te quedaste sin misa por los siglos de los siglos. Amén.

Escribe: David Roca Basadre

Sin comentarios

Agregue un comentario

Malapalatuber