Menu

El momento de Perú

Mi hija Asiri tiene 6 años y yo tuve la misma edad cuando gocé el España ’82, el último mundial donde participó Perú. Tomaba mi refresco en un envase con la forma de Naranjito, la mascota del Mundial, y fui el niño más feliz del cosmos. Faltan tres horas para el Perú – Nueva Zelanda, la hora en que mi país se paraliza como un bloque de hielo en silencio derritiéndose en la Antártida, y valgan verdades quiero que Perú vaya al Mundial para que dibuje una sonrisa de esperanza en los hermanos más pobres y sufridos del país, aquellos que buscan como locos un televisor, quizá en un chifa, afuera en la vereda, o en el vecino, trepando cerro, pero también, claro está, quiero que mi hijita Asiri abrace a un lobito llamado Zabivaka, la mascota de Rusia 2018, tomando un refresco con sus formas siberianas.
 
Y como dice el poeta, es el momento, nuestro momento, el momento de Perú.

Sin comentarios

Agregue un comentario

Malapalatuber