Menu

SÍ, LE LAVÓ LA CARA A OVIEDO

El portal Gato Encerrado ha publicado el audio donde Antonio Camayo, el empresario dueño de Iza Motors, pide al juez César Hinostroza Pariachi un speech (un discurso de presentación), para sacar el mejor Edwin Oviedo nunca antes visto ante las cámaras de televisión, en el noticiero matinal de ATV, conducido por Milagros Leiva. Hasta ahí, las cloacas de un juez supremo siniestro y un empresario favorecido de compadrazgos reptaban en su ciénaga hasta que el amigo confeso de Milagros Leiva, es decir Camayo, suelta esta frase atribuida a la periodista de conversación: “Tienes que preparar el speech para que él salga, Yo Edwin Oviedo”. El hábil descargo de Leiva ha sido que es su amigo (como para no generar dudas de un intercambio de favores entre una periodista y un empresario), y que ella no “arma” entrevistas. Sin embargo, en el audio, el juez supremo César Hinostroza Pariachi afirma con una seguridad de socios: “Mándame por whatssap lo que quiere nuestra amiga Milagros” (atención a “nuestra”), cuando sabemos que nada es casual en el lenguaje de los tramitadores de intereses en las altas esferas del periodismo y judiciales, si un juez supremo dice que una periodista es suya, es más que revelador. El audio es del 27 de marzo. Al día siguiente, Oviedo es presentado en los sets de ATV, en la edición matinal de su noticiero, en una especie de calentamiento, un training media, habiendo un tercero que entorpecía la conversación (Germán Leguía). Eso sí, Leiva suelta frases como “Y ahora cómo nos vamos a Rusia”, ante el tenso cuzqueño, y la risa canchera de Leguía. Ella pedía la camiseta del Perú, socarronamente, pedido complacido en una segunda visita. No es hasta después de tres meses que se cumple lo tramado en los audios de Hinostroza, y Camayo, el singular speech “la era de los cholos”, la cuestión racial para elevar al cuestionado en una nueva entrevista (4 de junio). Una Milagros Leiva presenta a Edwin Oviedo con esta grandilocuente frase de saque “el gran artífice de todo esto es Edwin Oviedo” (refiriéndose a los resultados y la clasificación de la selección peruana, de cara al Mundial, y el regreso de Paolo Guerrero), hasta enaltecerlo con un almizclero “el caballero de los imposibles”, remarcando su devoción por San Judas Tadeo.  Estamos hablando de un Oviedo que ya tenía una orden de prisión preventiva cuando Leiva profería frases de admiración a diestra y siniestra como una descosida. El polémico presidente de la Federación de Fútbol peruano fue presentado como el hombre que logró meter a Paolo Guerrero en el Mundial, una estrategia que el periodista Umberto Jara ha descrito en reciente artículo para salvarse de la justicia, el arma de Edwin Oviedo para salir a flote de su lío mayor con la Fiscalía (Los presuntos crimen organizado, tráfico de influencias y lavado de activos) y donde Leiva es complaciente. En palabras de Oviedo el “profesionalizar, manejar como una empresa esto (la FPF)”, cumple con el speech que planeaban Antonio Camayo y César Hinostroza Pariachi,  mientras una Leiva extasiada lo presenta en una entrevista que, según cualquier agencia de monitoreo, vale más de diez mil dólares en horario de la mañana, tomando en cuenta la audiencia, el tiempo de media hora, y el poder de un canal de televisión. Regresa el discurso “la era de los cholos”. Leiva destaca a Oviedo: “mucha discriminación, mucho racismo”, creando el intro para una ovación del cholo empresario exitoso, además, nuevamente, el pedido reiterado “Llévanos a todos (a Rusia)” entre risas a bocazas abiertas. Cuando Leiva trata el tema judicial, lo hizo con guantes de seda, ave de paso ciego de ponzoña, a diferencia de esa Leiva que hizo llorar vistiéndose de carnicera con una de sus invitadas por un caso de presunto abuso sexual (a Daniella Pflucker le preguntó por los hermanos de su madre que estaban en narcotráfico, a la que la actriz sorprendida le preguntaba “¿Y eso qué tiene qué ver?”) y a alguien como a Oviedo, acusado de autoría mediata de dos asesinatos, se hace la que quiere su camiseta y un viaje a Rusia. Milagros Leiva lavó la imagen de Edwin Oviedo en el noticiero con las armas de una waripolera, la limpieza de cara con peeling incluido y el twerkin periodístico. El propósito de la entrevista en el otro lado del sillón fue presentarlo como un hombre exitoso, desde el entrevistado hasta el entrevistador, un propósito señalado y tramado desde los audios en mención, desde las babas de Camayo hasta las del juez supremo hasta parar en la boca parlante. Y eso nadie, ni siquiera los amigazos de la prensa, lo pueden negar.

Un video comparativo del portal Altavoz lo dice todo:

Los audios sobre Edwin Oviedo y su aparición en programa de Milagros Leiva

Estos fueron los highlights de la entrevista del 4 de junio del 2018 de Edwin Oviedo en el programa de Milagros Leiva. Aquí los comparamos con lo que dicen los audios de César Hinostroza y Antonio Camayo sobre el discurso provinciano para Oviedo.

Posted by Altavoz on Tuesday, July 24, 2018

Sin comentarios

Agregue un comentario

Malapalatuber