Menu

TODAS LAS TRISTEZAS JUNTAS

Ahora, pues, haz tu marchita Con Mis Hijos No Te Metas y Marcha por la Vida, invisibilizando temas urgentes que necesita la sociedad. Atarantando y dándoles alas y tiempo a los asesinos de mujeres, ahora te quiero ver, machito, quiero ver que no te escondas, tras las uñas con sarro de congresistas pastores y fujimoristas que se trajeron abajo aquella ley para castigar a los violadores y acosadores, en vez de impulsar la cadena perpetua para estos terroristas del género, desde un principio, sin miramientos, se regalan flores, computadoras y televisores para el Mundial. Cuando nunca un Cardenal ayudó al Feminismo por ser tan de izquierdas, porque en el fondo sabía que se defiende a la mujer, y eso a las religiones comandadas por machos nos les conviene, ni les viene bien. Ahora, pues, machito, mira esos miles de policías que no toman en cuenta las denuncias de las mujeres, esos fiscales que los liberan, esos juzgados con el chip del patriarcado, ese ministerio de educación asustado por una línea de texto mal interpretado. El Estado que no les pone grillete a pesar de la tecnología a los miserables que andan sueltos en este mismo momento persiguiendo y rastreando mujeres. “Una geolocalización de la muerte”, telefonía, sin consumo de datos. Una página web de alerta de cada denuncia reciente. En mi desconcierto de la noticia, veo todas las custers de la ciudad ardiendo con el nombre de EYVI por todos lados. En mi impotencia, veo a mi hija y siento el miedo colosal, que le pase algo en este autodestructivo país y sus calles sin salida. Ahora, pues, machito, insulta con la palabra “Feminazi” a las que buscan y luchan que no haya más apaleadas, macheteadas, quemadas, arrojadas, ahogadas, acuchilladas, amaletadas, y podemos pedir piedad, pero no es el momento de pedirlo, es el momento de luchar. Ahora, pues, ahí va Eyvi en una barca, esto es un antes y después, no hay retroceso, la lucha se reafirmará, se abrirá la furia tras la barbarie, el instinto de supervivencia contra la parsimonia conservadora. Ha llegado el tiempo de que el feminismo se convierta en partido político, en un poder firme e institucional, y que todos los barrios se unen en defensa de nuestras hijas, pues ya los gobernantes no hicieron, ni harán nada por corruptos y frívolos y criminales. Es decir, están del lado de los asesinos. Ahora, pues, machito, te quiero ver, ¡ahora!

Sin comentarios

Agregue un comentario

Malapalatuber