Menu

Traición Histórica de PPK: La Hora de los Jóvenes

Es momento de dedicar unas líneas a los que marcharon ayer, merecen los honores en medio de una sociedad bombardeada por el cinismo político, la chatura mental, y la traición histórica.
 
En especial, gracias, jóvenes.
 
Es necesario agradecer y puede parecer una cursilería o pose, pero nada de eso: es urgente y hasta humanísimo.
 
Porque seguimos soñando como nación con una justicia igual para todos, y no, diferente para los poderosos.
 
Gracias a los que estuvieron ayer en las calles, muchos nos quedamos con las ganas por diferentes motivos, pero tengan por seguro que cada muchacho o muchacha afuera representaba a miles.
 
Pero, ojo, tengan mucho cuidado, corren peligro; estamos hablando de una lucha en desventaja contra delincuentes de saco y corbata oliendo a perfume caro, con cuentas millonarias y experiencia en “atarantar” iniciativas ciudadanas, y peor si manejan inteligencia del Estado, y posee el poder en nuestras instituciones. Nuestras. Recuérdenlo.
 
Les pido a los jóvenes que se cuiden mucho.
 
Son la última resistencia, la última barricada a derribar, son el blanco perfecto de esa organización criminal y mafia de narcoestado que pretende con su dineral desbaratar sus ojos nuevos.
 
Y ya empezaron, muchos desgraciados en la prensa y en las redes sociales, asalariados, les tiran barro a los que marcharon en las diferentes partes del país con todo tipo de insultos y tengo que decir esto:
 
tengo que decir que son mis héroes.
 
que representan el Perú que amó César Vallejo, Arguedas, Grau, Cáceres.
 
Porque cada joven, en la calle, también representa al pobre que muere en la vereda por el pan ausente debido a la obra licitada con plata bajo la mesa, como se hizo con la negociación del Indulto.
 
Representa al que aún trabaja encerrado en un cuarto sin justicia laboral, o a un paciente anciano que muere sí de cáncer terminal en la cárcel y no tiene padrinos en el Congreso.
 
Estamos hartos y cansados de todas las injusticias.
 
Y yo sí creo en los cambios a partir de la calle, a diferencia de otros columnistas (Lauer; Rodrich), tienden a reflejarse inmediatamente en la sociedad con la familia en alerta , y sabemos que PPK y los inversionistas o “dueños del país” tienen terror ante un país convulsionado y en pie de acción.
 
Escribo también esto para decirles que yo creo en ellos, y que desde esta humilde trinchera malapalabrera se les apoyará hasta que se revierta esta situación infame. Hasta el fin. Cualquier movilización acá se difunde.
 
El Perú decente con enorme amor por la justicia, la democracia, y la lealtad, se ve representado en cada paso de los jóvenes en las calles y hay que decirlo.
 
En la política sencillamente ya se cayeron los alfiles que representaban por lo menos un poco de poder para cambiar las cosas y hay que decirlo.
 
Nos sentimos heridos, frustrados, impotentes, a veces con apenas para los pasajes y sin comer, con agua y vinagre tan solo para cubrirse del gas y hay que decirlo.
 
El panorama es oscuro: corruptos y aduladores de asesinos, y todo lo negativo que puede representar la política esta vez se han salido con la suya, son los ganadores, por el momento, esto es solo el comienzo y hay que decirlo.
 
Porque ni con la llegada del Papa podrán tapar la traición histórica.
Hace algunas semanas clasificamos a un mundial, no hace falta decir quiénes son los guerreros de ahora.
 
GRACIAS
 
(Fotos: Kevin Castro Pinto #28Dic)
 

Sin comentarios

Agregue un comentario

Malapalatuber